Las personas como clave de la transformación digital

Tras el Digital Businext donde estuvimos presentes el pasado mes de junio en Zaragoza, primero las personas”, fue uno de los claims más repetidos en el contexto de esta nueva era digital. La transformación que se está llevando a cabo en las empresas implica nuevos retos y medidas. Aproximadamente el 86% de los directivos de negocio saben que para una correcta y eficiente transformación digital es crucial poner el foco en las personas, pero muchas veces no saben cómo hacerlo.

Tener presencia en la Red es, a día de hoy, imprescindible para cualquier negocio. Los smartphones o el Internet de las Cosas han cambiado la estrategia de negocio y el cliente ha conseguido un poder de decisión inédito. En palabras de Antonio Sangó, Director de ESIC Zaragoza:

“Aquellas empresas que no se adapten al cambio digital estarán en una clara desventaja competitiva frente al resto”.

Internet ha propiciado una serie de cambios en la vida de los consumidores que debe verse reflejado en la estrategia de negocio de cualquier empresa. Las marcas son conscientes de que sus clientes viven casi al cien por cien conectados y que esto implica que las propias empresas deberán estarlo también. En un momento donde están en auge los conocidos como “millenials”, aparece un nuevo cliente, que deriva en una nueva clase de empleado con unas perspectivas y aspiraciones muy diferentes también. Sin embargo, este echo no es tan claro como parece. Triunfar en la nueva era digital es un reto que no todos saben como sacar adelante. No se trata de mejorar la infraestructura tecnológica de la empresa, ni mucho menos sustituir al ser humano por dicha tecnología. Ahí radica uno de los principales errores.

 

LAS PERSONAS: EL FACTOR DECISIVO

Podemos destacar tres claves a tener en cuenta en este necesario proceso de transformación digital. El primer punto partiría por planear una buena estrategia y una apuesta clara por la innovación. La automatización de procesos, como reducir costes, eliminar cabos sueltos innecesarios, supervisando los métodos tradicionales o digitalizando procesos de tamaño medio o pequeño, sería otra de las claves que deberían estar considerados para lograr el éxito digital. Por último, y como se mencionó en repetidas ocasiones en la conferencia, contar con un equipo directivo abierto e innovador fortalecerá las bases del cambio y lo estabilizará de cara al futuro. Y ahí es donde radica el verdadero éxito hacia la transformación digital, tener la habilidad para adaptarse y desarrollar una cultura corporativa donde el fin sea aprovechar las oportunidades tecnológicas emergentes, pero sin olvidar a las personas que lo conforman. Ricardo Buil, Director General de Centraldereservas.com, hablaba de una diacronía entre la formación que estaban recibiendo las personas hoy en día y la tecnología que se está desarrollando:

“hoy formamos personas para trabajos del pasado, ahora es necesario una formación continua. Es necesario invertir en las personas y en su talento. La prioridad debe ser la formación continua de nuestro equipo”.

Por su parte, Álvaro Zamacola, Director de Desarrollo de Negocio de España y Portugal de Blablacar.es señalaba entre sus consejos fundamentales para adecuar el negocio hacia la transformación digital de éxito, la necesidad de encontrar y retener el talento.

“Somos los seres más impacientes. Nos movemos por “micromomentos” y la empresa debe saber leer esto y aprovecharlo.”

transformacion digital, hasten group

Los expertos coinciden. El cambio es mucho más complejo que adquirir la última tendencia en herramientas tecnológicas o fichar al mejor trabajador especializado en un área concreta. Se trata de un cambio de estrategia estructural. Un cambio que debe afectar no solo al área más técnica del negocio, sino que debe calar en cada una de las capas de cada departamento. Desde la más superficial a la más interna de la organización. Todos deben formar parte del proceso. La potenciación interna promocionando el talento digital, mantener un presupuesto dedicado a iniciativas digitales o el análisis de los datos que son proporcionados indirectamente por el cliente son algunas de las bases que deben alinearse con los objetivos y estrategias de la compañía.

 

EL CLIENTE HA CAMBIADO

Pero no solo han cambiado o deben cambiar los integrantes de las empresas. La era digital implica nuevos retos para todos. Y nuestros clientes no iban a ser menos. Utilizan las redes sociales y se comunican, se informan y viven a través de sus smartphones. La capacidad para adaptarse a un escenario competitivo en constante cambio determinará el éxito del negocio.  Las empresas deben ajustar sus procesos para acercarse a estos nuevos canales tecnológicos de comunicación. Aquellas organizaciones que no se den cuenta de esta necesidad, encontrarán problemas para lidiar con la competencia.

Como bien predijo Charles Darwin en 1859, no es el más fuerte ni el más inteligente el que sobrevive. Si no el que mejor se adapte al cambio.

Le invitamos a seguir nuestra página de Linkedin, donde se mantendrá informado de las últimas noticias del sector y todas las actualizaciones de la compañía. Hasten Group Linkedin

About This Author

Post A Reply